quinta-feira, 26 de maio de 2011

MAGA


Ayer por la noche conocí a una mujer chistosa y omnipresente 
 se llamaba MAGA, sin mala intención 

o casi ninguno aliento

su caliente sangría
de deslumbramiento.
Hacía desde el primer punto

la celebración

rincón,

alquería
mi casa
casilla

un juego

como la vida

rayuelita.


"Con la Maga hablábamos de patafisica hasta cansarnos, porque a ella también le ocurría (y nuestro encuentro era eso, y tantas cosas oscuras como el fósforo) caer de continuo en las excepciones, verse metida en casillas que no eran las de la gente (...)"  Julio Cortázar



Nenhum comentário:

Postar um comentário